El más conocido, eficiente y tradicional ha sido el Cara a Cara, la principal razón de su éxito está estrechamente relacionada con el motivo por el que la gente dona.
La recaudación de fondos ha evolucionado a lo largo de los años, comenzando como una idea, la necesidad de ayudar a los demás, y culminando con una forma generosa de ver el mundo, hay personas que están en peores condiciones que tú, ¿por qué no ayudarlas? La evolución no sólo provino del concepto de lo que realmente es la recaudación de fondos, sino también de los métodos utilizados a lo largo de los años para mejorar el logro de los resultados deseados (más donaciones). De todos los métodos utilizados para la recaudación de fondos, como el correo directo, puerta a puerta, eventos, donaciones en línea, solicitudes telefónicas, marketing por correo electrónico, texto para dar, y otros; el más conocido, eficiente y tradicional ha sido el Cara a Cara, la principal razón de su éxito está estrechamente relacionada con el motivo del porqué las personas donan. Los individuos desean invertir en una causa, no quieren dar dinero y acabar con ello, la gente desea saber por qué están donando, qué cambiará si realmente donan, qué seguirá sucediendo si no lo hacen, quieren saber que están cambiando el mundo, que su esfuerzo vale la pena y que sus creencias no son sólo palabras vacías que dicen para sentirse mejor con ellos mismos. Esto se pone en una mejor perspectiva si el portavoz es también un firme creyente de la causa, lo que facilita la “conexión con el donante”. (Los donantes no están motivados por el acto de regalar dinero)

Un programa de donación único vs. programa de donación regular

En los últimos años, sin embargo, la recaudación de fondos cara a cara ha cambiado ligeramente, las estadísticas han demostrado que los nuevos donantes han disminuido a lo largo de los años, “los porcentajes de donaciones individuales han disminuido. Los recaudadores de fondos inteligentes saben que una forma de combatir la disminución de las donaciones individuales es iniciar un programa de donaciones mensuales“. (Source: pamelagrow.com) Para compensar la pérdida de nuevos posibles donantes, los donantes habituales han aumentado la cantidad donada, cada una de sus donaciones es superior a la donación única, cada persona que se convierte en donante mensual da dos o tres veces más dinero, algunas de ellas incluso más.
De la misma manera que las donaciones de face2face han cambiado ligeramente, también lo han hecho los métodos de recolección utilizados; dado que las donaciones únicas ya no eran el objetivo de las organizaciones, éstas necesitaban una forma de obtener la información pertinente de cada donante para transformar su primera contribución en algo regular; de ahí la introducción de nuevas tecnologías que pudieran facilitar este proceso.

Impacto de la tecnología en la recaudación de fondos F2F

Sin embargo, existen tres componentes clave que hacen que la tecnología de software de recaudación de fondos cara a cara resulte atractiva para los donantes hasta un punto en el que pueden favorecer el convertirse en donantes regulares en lugar de únicos: variables en la frecuencia de las donaciones, la seguridad y las expectativas apropiadas de los donantes. En cuanto a las variables de la frecuencia de las donaciones, se hace referencia a las diversas oportunidades que un donante puede elegir en el momento de convertirse en donante regular, ya sea una donación mensual, trimestral o incluso anual, dando así la oportunidad de ampliar los deseos personales de cuándo donar. Al mismo nivel, también es importante las diversas posibilidades que una organización puede ofrecer a futuros donantes en la cantidad que éstos deseen donar (cuanto menos restrictivas sean las oportunidades, más atractiva será el donar para el donante). Un ejemplo de un programa informático que cumple este primer “requisito” es Metaface, ya que presenta a la organización la oportunidad de personalizar tanto el cómo como el cuándo de las donaciones, integrando un monto mínimo y máximo preseleccionados de acuerdo con las preferencias estipuladas por una organización.
Metaface también logra cumplir con el “requisito” secundario que es la seguridad del software, los donantes quieren estar seguros de que su información está siendo custodiada de forma segura; temen que al hacer donaciones puedan sufrir más tarde el robo de identidad o la clonación de su tarjeta. Así pues, al explicar que metaface ofrece una forma segura de hacer una donación, con la codificación integrada de los datos, la ofuscación de los datos y la oportunidad de anonimizar su información después de un tiempo determinado (seleccionado por la organización); los donantes se sienten más seguros y dispuestos a donar.
Y por último, para las expectativas apropiadas de los donantes, Metaface sigue un conjunto de acciones creadas para explicar a los donantes habituales lo que está pasando con sus donaciones, y por qué deben seguir dando contribuciones regulares. Estas acciones son, la capacidad de seleccionar el método de comunicación (teléfono, correo electrónico, texto, pdf, etc…), la fecha de pago recurrente, la entrega de recibos y, por último, la capacidad de cancelar o incluso ajustar el monto de la donación; estas opciones se basan en el concepto de una “comunicación eficaz y transparente en cuanto a lo que un donante puede esperar de su nueva organización favorita”. (nonprofitpro.com – Supercharge Sustainer Retention With Face-to-Face Fundraising) La evolución es un factor clave en nuestra sociedad, nuestros métodos, tecnologías y sistemas cambian constantemente tanto para mejorar nuestra comunidad como para facilitar el proceso por el que nos regimos, y es a través del progreso que nos comprometemos a estos cambios.

¡Pruebe Metaface gratis!

Con Metaface aportamos la experiencia adquirida en la gestión de la adquisición de Face2Face en Italia apoyando a organizaciones como Amnistía Internacional, Médicos sin Fronteras, Greenpeace, Operación Sonrisa, Aldeas Infantiles SOS y muchas más.